domingo, 20 de septiembre de 2015

El bien y el mal

El ying y el yang: Siempre hay algo de luz en la oscuridad
y algo de oscuridad en la luz

¡Hola a todos y a todas! Había dejado esta entrada programada para el miércoles, o eso creía. Pero al entrar hoy en blogger me he dado cuenta de que seguía en borradores >.< Lo siento por eso.

Bueno, dicho esto hoy vengo con una entrada ligeramente diferente a las reseñas de libros que suelo postear. Más bien vengo para plantearos algo que me lleva rondando por la cabeza unos días:

Cuando os hablan del ''bueno'' de una historia, ¿en qué pensáis? Estoy segura de que la primera imagen que se os viene a la cabeza es la de alguien noble, con intenciones siempre buenas, que siempre antepondría la vida de sus seres queridos a la suya propia y que jamás haría daño a alguien inocente siempre que pueda evitarse. En definitiva, un héroe.

¿Y cuando os hablan del ''malo''? Apuesto lo que sea que os imagináis a una persona o ser cruel por naturaleza, que disfruta hiriendo a la gente de su alrededor, con ansias de poder o venganza. ¿A que no me equivoco?

Y es que es verdad. En la mayoría de libros, películas o series que vemos o leemos hoy en día esto se cumple a rajatabla: El protagonista, que siempre es indiscutiblemente bueno, tiene como misión derrotar/acabar con el antagonista, que es malo (¿no me digas?). En todas las historias hay un bando bueno y un bando malo. Es así de sencillo; Harry es bueno y Voldemort malo. Katniss es buena y Snow es malo. Clary y Jace son buenos, y Valentine es malo. ¿Quién lo discutiría? 

Pero el otro día reescribiendo una de mis historias (en la que, como en las citadas anteriormente, el bien y el mal son dos cosas completamente diferenciadas) no pude evitar hacerme la pregunta de... ¿realmente esto es siempre así? ¿De verdad a los protagonistas nunca se les pasa por la cabeza el pasarse al lado oscuro? ¿De verdad los antagonistas nunca se plantean si lo que están haciendo es realmente lo correcto o se sienten culpables?

Es obvio que hay una línea que separa el bien y el mal, pero creo que es mucho más fina de lo que nos la pintan. Yo defiendo que la moral de un personaje debería ser algo mucho más complejo y subjetivo que un simple ''es bueno'' o ''es malo''. No creo que una persona pueda encasillarse directamente con la etiqueta ''buena'' o ''mala'', porque es imposible que exista alguien que se dedica exclusivamente a hacer el bien o el mal. A veces el fin justifica los medios, y a veces no. A veces cometemos errores de los que ni siquiera nos arrepentimos, y a veces hacemos algo estrepitosamente malo aunque nuestra intención no fuera tal. Así somos los humanos. ¿Lo veis? No es tan sencillo. 

O bueno, otro tema será si nos ponemos a pensar en villanos de la talla de lord Voldemort, al menos deberíamos tener en cuenta que alguien ''malo'' es malo por algo. Tiene motivos para hacer lo que hace y cree que su opinión es la correcta. Exactamente igual que en el caso de los ''buenos''. ¿Por qué siempre nos parece entonces más válida la motivación del protagonista que la del antagonista?

Yendo más allá del análisis de un solo individuo, estamos tan acostumbrados a ver a las dos partes de un conflicto como a una buena y a una mala que muchas veces nos olvidamos de que realmente no es así. Voy a poner el ejemplo del universo de Canción de Hielo y Fuego, de George R. R. Martin.

¿Quién diríais que es el malo en Juego de Tronos? Hombre, pues depende de cómo lo mires. Si nos ponemos a analizarlo con frialdad, todos los personajes tienen su motivación y sus intereses propios. Todos han tenido sus momentos de egoísmo y sus momentos heroicos. Porque así son las personas. ¿Que te caen mejor los Stark que los Lannister? Bien, perfecto. Así es como tú has decidido mirar la historia. Pero seguramente otra persona tenga una opinión contraria a la tuya que también es perfectamente válida. Pero intentar determinar quién es el malo es bastante imposible. Es más, ahí están los Caminantes Blancos para recordarnos que a pesar de todas las disputas que puedan tener los personajes entre sí al fin y al cabo todos siguen siendo iguales: humanos y vulnerables. 

Yo creo que en lugar de ver a los dos bandos de una historia como el bando bueno y el bando malo deberíamos verlos como el bando uno y el bando dos. Al etiquetar a los personajes tanto ellos como las historias que habitan pierden mucho y se vuelven predecibles. Es decir, ¿el 99% de las veces ganan los buenos, no?

Por eso las historias que más me gustan son aquellas en las que puedo comprender por completo a cada uno de los bandos. Me gusta elegir aquel con el que estoy más de acuerdo y ver la historia como un debate entre los dos, en el que cada uno defienda aquello por lo que lucha.

Porque si nos ponemos a pensar... ¿Buenos? ¿Malos? ¿De verdad eso existe?

lunes, 14 de septiembre de 2015

¡He vuelto!



Sí, habéis leído bien el título de la entrada. ¡He vuelto! Bueno, vale, tenía intención de hacerlo hace muchísimo tiempo, pero en verano soy la persona más inconstante y vaga que hay y lo último que me apetecía era ponerme a escribir entradas >.< Aunque bueno, lo pasado pasado está, ¿no? El caso es que estoy aquí y que aprovechando la motivación de la vuelta a clase voy a dejar a un lado la procrastinación para dedicarme un poco más al blog. Y para dar más credibilidad a mis palabras, voy voy a dejar constancia escrita de ello: 

A partir de hoy voy a intentar subir dos entradas a la semana a este blog (a no ser que los exámenes-deberes-cosasdelavida no me lo permitan, lo primero es lo primero), que en principio serán los miércoles y los domingos. La verdad es que tengo muchas cosas sobre las que fangirlear o de las que quejarme y reflexionar con vosotros, y al ritmo que llevo ahora mismo se me acabarán olvidando la mitad de ellas. Así que he decidido que ya es hora de darle vidilla a la cosa.

También he decidido intentar darle un lavado de cara al diseño, que no me acaba de convencer del todo. Puede que ya hayáis notado el cambio de cabecera o fondo, pero sigo intentando encontrar unos que me gusten por completo. De modo que si en las próximas semanas veis que el blog cambia de aspecto cual camaleón no os extrañéis XD. 

¡Ah! Y también quiero revisar la playlist, que últimamente he descubierto mucha música chula y quiero enseñárosla. De modo que, aprovechando esto, si tenéis alguna canción o grupo que os guste que sugerirme para ello soy toda oídos jeje. 

Y bueno, creo que esto era todo lo que venía a deciros hoy. Dentro de poco volveré por aquí con los acostumbrados relatos, reseñas, trucos de escritura, booktags... y con alguna que otra cosilla nueva ;)

Si alguien sigue por ahí, ¡un abrazo! Os echaba de menos <3 El miércoles nos vemos ^_^

miércoles, 13 de mayo de 2015

Sombra y hueso


Título original: Shadow and bone

Autor: Leigh Bardugo

Género: Fantasía, juvenil.

Número de páginas: 432

Editorial: Hidra

Categoría: Trilogía Grisha #1

Sinopsis: Alina Starkov no espera mucho de la vida. Se quedó huerfana después de la guerra y lo único que tiene en el mundo es a su amigo Mal. A raíz de un ataque que recibe Mal al entrar en La Sombra, una oscuridad antinatural repleta de monstruos que ha aislado el país, Alina revela un poder latente que ni ella misma sabía que tenía. Tras ese episodio, Alina es conducida a la fuerza hasta la corte del rey para ser entrenada como un miembro de los Grisha, un grupo de magos de élite comandado por un individuo misterioso que se hace llamar El Oscuro.



MI OPINIÓN

¡Bueno! Tenía muchas, muchas, muchas ganas de leer este libro y nunca había encontrado el tiempo para ponerme con él. Llevo bastante tiempo oyendo hablar de él y tenía muy buenas críticas, además de  una portada maravillosa y una sinopsis bastante atrayente. Por fin, el sábado pasado me topé con él por casualidad en la librería y no perdí la oportunidad de llevármelo. Y a pesar de que no tenía mucho tiempo, no he tardado mucho en devorarlo. 

Me lo acabo de terminar hoy mismo y, a pesar de que tendría que estar haciendo un millar de cosas más productivas que escribir una reseña, me apetecía (o más bien sentía la necesidad) de expresar mis opiniones a cerca de este libro en alguna parte, de modo que ¡allá vamos!

En primer lugar, me ha quedado claro que es un libro que se lee muy. muy rápido. Ya de por sí no es que fuera excesivamente largo, pero el interlineado y el tamaño de la letra hacían que las páginas volaran sin que te dieras cuenta. Quizá me ha faltado algo de descripción, sobre todo de los lugares, pero gracias a la agilidad de la prosa nunca dejan de ocurrir cosas y la trama resulta completamente atrapante. Más de la mitad del libro me la leí el día que lo compré, y de haberme sido posible estoy segura de que hubiera continuado hasta terminable. 

Primer punto a favor del libro: Trae un mapa. Ya lo he dicho antes, pero adoro eso JAJAJA. La ambientación que Leigh Bardugo ha decidido otorgarle a su mundo me parece verdaderamente original. Nunca me había encontrado nada parecido en ningún libro de fantasía que hubiese leído antes, aunque me da la impresión de que podía haberse explotado muchísimo más de lo que se ha hecho. A pesar de esto, no diré nada de momento porque quizá en las siguientes partes de la trilogía la autora aproveche para sacarle algo más de partido a su mundo. La única pega que le veo a esta ambientación son los nombres tan rarísimos de las ciudades y los apellidos. Tenía que estar mirando continuamente el mapa y los índices del principio (que por cierto, se agradecieron) para enterarme de qué era cada cosa. Pero bueno, puedo dejar pasar esto. 

La forma en la que está distribuido el poder de los Grisha también me ha gustado. Me parece muy buena idea eso de que estén divididos en ''órdenes'' y que cada una tenga su color para vestir y sus habilidades. También me ha encantado que algunos tuviesen el poder de invocar los elementos, poder que no he visto en muchos libros y que siempre me han llamado la atención. 

En cuanto a los personajes, los tres principales se me han dado un ligero aire a los protagonistas de La canción secreta del mundo, aunque bastante menos currados. Y es que a diferencia de en el libro de Cotrina, salvando muy escasas excepciones, me han parecido todos bastante planos. Hay muy pocos personajes secundarios, y los que hay no tienen una personalidad demasiado definida. Creo que no se les da la suficiente importancia. 

La protagonista, Alina, me ha caído bastante mal, para qué vamos a mentir. Me parece un poco (muy) quejica. En ocasiones, en lugar de intentar pensar una forma de resolver las cosas, simplemente se queda quieta resignándose a que no va a poder hacer nada o esperando a que alguien viniera a resolverle el asunto. Lo peor es que la mayoría de las veces, hasta a mí se me ocurrían soluciones para sus problemas (cosas que a cualquier persona normal también se le hubiesen ocurrido) La verdad es que me daban ganas de entrar en el libro, darle un par de tortas y decirle... ¡Venga! ¡Espabila! Espero cierta evolución por su parte a lo largo del resto de la trilogía. 

**Pequeña nota al margen** Ah, y para los que tengáis pensado leeros el libro, voy a haceros un gran favor: ¡Su pelo es castaño, no rubio! (Es que yo me la he imaginado rubia durante todo el libro, supongo que porque su apellido suena a nórdico JAJA) **Fin de la nota al margen**

Luego tenemos a Mal, su mejor amigo. El personaje como tal, a pesar de que todo lo que tiene que ver con él me resultó bastante predecible, me ha gustado bastante y he simpatizado con él. Aun así tengo que admitir que la obsesión que Alina tiene con él a lo largo de toda la novela me ha hecho cogerle bastante manía. 

Si tengo que salvar a un personaje de todo el libro, sin duda me quedo con el Oscuro. No sé cómo se las ha arreglado, pero me ha fascinado/enamorado desde que hizo su aparición por primera vez. Desde el principio se le presenta como a un personaje bastante oscuro xd enigmático y misterioso, y tengo el presentimiento de que a parte de lo que se desvela en Sombra y hueso, hay una historia profunda detrás de él. Y a pesar de todo lo que ocurre con este chico a lo largo del libro, lo siento, a mí me sigue pareciendo un personaje brutal. Es carismático, inteligente, manipulador... Y lo amo, no hay más. 

Y por último, llegamos al tema del amor. Al principio mismo estaba encantada con cómo se manejaban los sentimientos de la protagonista en este libro. (Incluso era creíble para tratarse de literatura juvenil) Y después apareció cierta pareja genial. Pero luego ocurre una cosa y... esa sí que ya no me gustó tanto y, a pesar de que tengo que reconocer que fue cuqui, no me la creí demasiado. Estoy segura de que la historia hubiese funcionado igual de bien sin tantos líos amorosos de por medio. ¡No entiendo por qué los autores se empeñan en meter con calzador tanto romance en historias de aventuras! Bueno, por lo menos en este libro la cosa fue en dosis pequeñas y no se hizo excesivamente empalagoso. 

Y bueno, creo que ya va siendo hora de terminar la reseña. Le voy a dar a Sombra y hueso un  8,5 sobre diez, porque tiene una trama que engancha muchísimo, una idea y una ambientación realmente originales y a un personaje tan perfecto como es el Oscuro. Desde luego, me he quedado con muchísima curiosidad por saber qué es lo que ocurre a continuación y no dudaré en hacerme con Asedio y tormenta la próxima vez que lo vea. 


¡Hola a todos! Sé que no subo ninguna entrada desde hace dos largos meses, pero los exámenes, los viajes y la vida en general me han tenido bastante ocupada. Por otra parte no he leído mucho durante estos meses, por lo que no tenía mucho material para hacer reseñas >.< Pero ya he regresado, y prometo quedarme bastante tiempo por aquí. Por ahora os dejo esta reseña. ¿Qué os parece el libro? ¿Lo habéis leído o pensáis hacerlo? 

¡Un beso!






sábado, 14 de marzo de 2015

El teorema Katherine


Título original: An abundance of Katherines

Autor: John Green

Género: Realista

Número de páginas: 312

Editorial: Nube de tinta

Categoría: Libro autoconclusivo


Sinopsis: Según Colin Singleton existen dos tipos de persona: los que dejan y los que son dejados. Él, sin duda, pertenece al segundo. Su última ex, Katherine XIX, no es una reina, sino la Katherine número diecinueve, que le ha roto el corazón. Para escapar de su mal de amores, y con el propósito de hallar un teorema que explique la maldición de las Katherine, Colin emprende junto a su amigo Hassan una aventura que le llevará a Gutshot, un pueblecito de Tennessee, y a la sospecha de que en la vida la inteligencia no siempre es la mejor compañera de viaje.



MI OPINIÓN

Hacía tiempo que me apetecía reseñar algún libro de John Green, y como la blogosfera está plagada de reseñas de Bajo la misma estrella, me he acabado decidiendo por este, que es el último suyo que me he leído. Me lo terminé a principios de este mes y creo que ya iba siendo hora de daros mi opinión sobre él, así que... lets go!

Lamentándolo mucho, tengo que decir que este libro me ha decepcionado bastante. Había leído muy buenas críticas de él por todas partes y la sinopsis sugería una historia interesante y original. Y como además era de John Green, era una lectura que prometía bastante. De modo que lo compré, y lo leí y al final resultó que... no era para tanto.

A pesar de que se supone que este libro es realista, hay algunas cosas en él que se me han hecho bastante difíciles de creer. Vamos a ver... ¿quién conocer a diecinueve personas que se llaman igual y se enamora de todas ellas? O... no diré nada más para no hacer spoilers, pero bueno, en definitiva hay bastantes cosas un poco surrealistas en este libro. Y a parte de esto, al autor le da por meter unos cuantos elementos bastante raros en su historia, que no han terminado de encajarme del todo. Si lo habéis leído probablemente se os ocurran bastantes ejemplos para ilustrar de lo que estoy hablando.

Uno de los principales problemas del libro es que prácticamente carece de trama y esto se debe, en parte, a la ambientación. El lugar en el que John Green ha desarrollado la mayoría de su trama es un sitio en el que... en fin, no hay lugar a que ocurra prácticamente nada. 

En este libro nos encontramos por enésima vez el socorrido modelo de personajes que casi siempre utiliza John Green en sus libros. Y es que en todos los libros suyos que me he leído (salvándose, quizá, Bajo la misma estrella) todos los personajes son iguales: El protagonista masculino rarito, el amigo gracioso, la chica sassy y atrevida... En Ciudades de papel pude dejar pasar esto porque la historia que se contaba en el libro era muy interesante y todos los personajes encajaban muy bien en ella; pero en el Teorema Katherine, como no sucede gran cosa... buf. 

Tenemos a nuestro protagonista, Colin. La mayor parte del tiempo es un personaje algo pusilánime (normal, le han dejado diecinueve veces, como para no serlo...), pero por lo general me ha gustado. Es una persona brillante y el autor no ha dejado de demostrarlo, y me encanta su forma de pensar y de relacionar constantemente unas cosas con otras. Con eso que siempre dice de que quiere ''importar'', en algún que otro momento se las ha arreglado para hacerme sentir identificada con él. Pero en otros tengo que reconocer que simplemente quería abofetearlo. 

En cuanto a su mejor amigo, Hassan, se suponía que era un personaje gracioso pero la verdad es que a mí me ha dejado bastante indiferente. No es que me haya caído mal, pero no sé, simplemente no me ha hecho gracia xd. Pero lo que sí que me ha gustado de él es la amistad que tiene con Colin, que me parece una de las amistades más creíbles que he leído.

En cuanto al resto de personajes secundarios no puedo decir gran cosa, porque tampoco es que tengan una importancia desmesurada. Pero independientemente de si me han caído bien o mal, son todos bastante bastante típicos. 

A pesar de algunas de las pegas que pongo arriba, hay cosas que sí que me han gustado mucho del libro y una de ellas es que ¡he aprendido un montón de detalles interesantes! Y es que a parte de que el protagonista no para de hablarte de historia, matemáticas y otras cosas, el libro está lleno de pequeñas notas de pie de página escritas por el autor, dándote datos curiosos sobre cosas random o aclarándote algunos de los comentarios. También reconozco haber soltado alguna que otra carcajada con algún diálogo o situación, y hay un par de escenitas bastante cuquis.

Tampoco puedo dejar de reconocerle a John Green la cantidad de trabajo que estoy segura que hay detrás de este libro. Todos los datos matemáticos reales, las curiosidades históricas, los anagramas (que yo soy incapaz de encontrar ni en las palabras más sencillas) y sus ciertas y profundas reflexiones sobre la vida. En ese aspecto, como ya nos tiene acostumbrados, el autor se luce por completo. La parte del teorema sigue pareciéndome algo muy original e interesante y el mensaje que se transmite en las últimas diez o veinte páginas del libro también me ha gustado y me ha hecho reflexionar. Pero creo que El teorema Katherine podría haber dado muchísisisisisisimo más de si, si (en mi opinión) se hubiese enfocado desde otra perspectiva. 

Le doy seis estrellas y media, porque a pesar de que hay cosas que me han gustado bastante, hay muchas otras que inclinan la balanza hacia abajo y me han impedido disfrutar del libro por completo. Así que se queda con un bien, porque al fin y al cabo el libro está bien.


¡Holiiiiiiiiiiiiiiiiiis! Sí, lo sé, he andado algo ausente por aquí estos días. Pero es que estaba de exámenes y tampoco he tenido mucho tiempo para ponerme a escribir entradas >.< Esta semana me pondré las pilas para traeros alguna que otra cosilla más, pero me temo que tendré que volver a desaparecer pronto. El sábado de la semana que viene me marcho un par de semanas a Estados Unidos, de modo que tampoco me podré pasar. Dejaré unas cuantas entradas programadas por si no me puedo llevar el portátil. En cuanto vuelva seré toda vuestra jeje ^^

¡Besos a todos!


sábado, 7 de marzo de 2015

El mito de las estrellas fugaces

¡Hola, hola, hola! ¿Qué tal? Aquí donde yo estoy me disponía a ponerme a estudiar algo cuando me he acordado de un relato que tengo desde hace tiempo y que me encantaría enseñaros. Ya anda por ahí, y puede que ahora esté un poco fuera de tiempo, pero me apetecía tenerlo aquí, porque estoy bastante orgullosa del resultado ^^ Es un poco largo, pero si no os da mucha pereza leerlo espero que os guste jeje.

________________________________________

EL MITO DE LAS ESTRELLAS FUGACES




Eran casi las diez de la noche del día veinticuatro de diciembre y, como de costumbre, Ming Liu se encontraba en el asiento delantero de su taxi con los ojos fijos en la avenida de la gran ciudad. Le hubiese encantado poder tomarse la noche libre para poder estar con su familia, pero tal y como estaban las cosas cualquier dinero extra que pudiese ganar sería de agradecer.

Al mirar a su derecha, vio una gran figura oscura que extendía el brazo hacia la carretera con aire impaciente, indicando que necesitaba que le llevaran. Se detuvo de forma mecánica en el arcén y un hombre gordo ataviado con un grueso abrigo de piel entró a trompicones en el asiento trasero del taxi. El recién llegado cerró de un portazo, miró con cara de pocos amigos a Ming, y le frunció el ceño.  

-Al hotel Monumental.-Ladró el hombre.-¿A qué esperas, inútil? No tengo toda la noche.

Ming suspiró imperceptiblemente, arrancó el vehículo sin más tardar y condujo a través de la atestada calle en dirección al centro. Desde que había llegado a aquel país hacia casi cinco años, y en especial desde que desempeñaba la profesión de taxista, se había encontrado con varias personas así. Pero como Ming era un hombre inteligente, había aprendido a ignorarles y a no darles importancia. No obstante, solían abusar de su energía.

domingo, 1 de marzo de 2015

Cómo escribir un libro sin morir en el intento #2

¡Buenas noches, mis queridos amigos! Supongo que si lleváis un tiempo por aquí recordaréis haber visto una entrada llamada ''Cómo escribir un libro sin morir en el intento #1'' en la que inauguraba la nueva sección y os hablaba de las ideas. Pues bien, por fin he vuelvo con la segunda entrada, y esta vez he venido para hablaros un poco sobre...

________________________________________


LOS PERSONAJES


Bueno, ahora que ya tenemos nuestra idea, el siguiente paso es crear a los personajes. Es muy probable que en algún momento del desarrollo de tu idea te hayas parado a pensar en ellos y ya tengas por lo menos un esquema básico de lo que quieres que sean. El o la protagonista, el malo, algún que otro personaje secundario... Pero antes de ponerte a escribir, es muy útil y necesario tomarse un tiempo para dedicar en ellos y desarrollarlos mejor. Aquí os voy a dar un par de consejos en cuanto a la creación de estos personajes más importantes, y luego os daré algún que otro pequeño truco que os sirva para el desarrollo de personajes en general. Vamos a empezar. 

El protagonista. Esto puede aplicarse tanto como para los protagonistas como para cualquier otro personaje, pero adquiere mucha más importancia aquí, de modo que atención: Guapísimo, inteligente, divertido, talentoso... A nadie le gusta Superman. Lo que quiero decir con esto es que no debes hacer a tu protagonista perfecto. Si el héroe de tu historia se pasa de maravilloso acabará resultando aburrido e incluso irritando a los lectores. Al fin y al cabo, todo el mundo comete errores y tiene defectos, por pocos que sean.

El antagonista. En todas las historias, o al menos en la mayoría de ellas, hay uno, ¿no? En mi opinión es uno de los personajes más complejos de toda la historia, y por lo tanto uno de los que más tiempo lleva desarrollar. Un malo no puede ser malo solo porque le gusta serlo, eso debemos tenerlo claro. De modo que párate a pensar, y métete dentro de la cabeza de ese personaje tan enigmático que has creado. ¿Qué ha ocurrido para que llegara a ser como es? ¿Por qué motivos hace lo que hace? 

Los personajes secundarios. Aunque no parezcan muy importantes, sí que lo son, y no hay motivo por el cual no puedan estar igual de bien construidos que los principales. Los personajes secundarios son algo muy necesario en una historia, así que no los descuides. Escribe aunque sea una pequeña biografía de cada uno de ellos. Si cada vez que te toca escribir sobre alguno de ellos te pones a improvisar se te acabarán olvidando todos los datos y probablemente acabes contradiciéndote a ti mismo.


Un personaje no es solo un nombre, un color de pelo y un color de ojos. Sino algo mucho más profundo que eso. Ante todo no te olvides de que todo ser humano (y también los vampiros/ángeles/magos sensuales que decidas crear) es una mezcla de virtudes y defectos, con una personalidad y unos sentimientos propios. Antes de forzar a un personaje a tomar determinadas decisiones o actuar de una cierta forma en situaciones puntuales, tómate un segundo para recordar cómo es la manera de pensar de dicho personaje y si él o ella haría eso. Un personaje que está bien desarrollado y definido suele ir por libre, y en seguida te darás cuenta de que estás haciéndolo actuar de una forma en la que no lo haría. Algunas veces esto da hasta miedo, porque es como si ellos mismos escribieran la historia por ti XD.

Antes que nada quiero advertiros que es conveniente que no os metáis a vosotros mismos o a cualquier otro conocido vuestro directamente en la historia. Puede parecer algo muy cómodo en un principio, pero os va a condicionar mucho a la hora de escribir, ya que estaréis pensando todo el rato en vosotros o en esa persona en lugar de en el personaje que habéis creado. Sí que se pueden coger ciertos detalles de esos que vemos a nuestro alrededor, claro está. Unos ojos bonitos que vemos por la calle, un gesto, un sombrero fuera de lo común. Eso sí.

Algo que a mí me resulta muy útil a la hora de construir los personajes es elaborar fichas'sobre ellos. En principio lo hago solo con los protagonistas y los más importantes, y la verdad es que suele ayudar bastante. Para hacerlo, cojo un folio, elijo uno de mis personajes y respondo a las siguientes cuestiones:

-Nombre, edad y lugar de residencia:

-Situación familiar: 

-Apariencia física:

-Carácter y aficiones:

-Tres virtudes y tres defectos:

-Sueños y/o aspiraciones: 

-Miedos y/o manías:

-Una breve biografía:

Esto lleva un par de minutos y, aunque no nos demos cuenta, nos ayuda a entender mejor a los personajes que estamos creando y a darles profundidad.

En cuanto a los nombres, supongo que es lógico que tienen que ser acordes a su lugar de procedencia. Claro que puedes inventártelos, al fin y al cabo son tus personajes y tu historia, pero lo que quiero decir es que por lo general nunca nos encontraremos (o sería muy raro, al menos yo no conozco a ninguno) a un chino llamado Carlos, ¿no? Si tus personajes pertenecen a un lugar inventado, aquí ya tienes libertad de llamarles como te plazca. Yo soy muy fan de abrir el traductor de google, buscar palabras bonitas en otros idiomas y ponérselas a modo de nombre a muchos de mis personajes de mundos inventados y esto me sirve también para los lugares.

Algo que menciono en la ficha de arriba y que también e muy importante son las manías. El simple detalle de que un personaje se pase todo el rato silbando, apartándose el flequillo de la cara o mordiéndose las uñas le hace mucho más humano y real. 

Por último, voy a comentaros algo que considero muy, muy importante para que una historia funcione bien: Es posible (que no indispensable, ojo) que hayas decidido que tu libro contenga una historia de amor. Si resulta que en dos de tus personajes se enamoran, recuerda que esto no es un fanfic de One Direction y que, en la vida real, las personas no se enamoran perdidamente unas de otras en cuestión de dos días. Por lo tanto, si quieres que tu historia de amor sea creíble, no tengas prisa en hacer que tus personajes corran el uno a los brazos del otro nada más conocerse. Y por favor (POR FAVOR) cuidado con el nivel de pastelosidad que decidís añadir. Porque sí, está muy bien que un personaje sea muy romántico y de vez en cuando suelte alguna que otra frasecilla medio cursi. Pero cosas del calibre de ''Quisiera lavar mi alma en el azul de sus ojos'' suelen producir en el lector un efecto tal que así. (Véase imagen de la derecha)

Nota importante: No metas a la fuerza más personajes de los que necesitas. Si un día te das cuenta de que cierto personaje está entorpeciendo el desarrollo de tu historia y ves que no aporta nada a la trama, elimínalo sin reparos.


Y esto es todo. No sé si me ha quedado una entrada demasiado larga, pero espero que os haya parecido interesante o, en su defecto, entretenido. Aun no he decidido de qué va a tratar la próxima entrada pero procuraré tenerla lista pronto ;) ¡Muchos besos!

sábado, 28 de febrero de 2015

Donde los árboles cantan


Título original: Donde los árboles cantan

Autor: Laura Gallego García

Género: Fantasía

Número de páginas: 477

Editorial: SM

Categoría: Libro independiente

Sinopsis: Viana la única hija del duque de Rocagrís, está prometida al joven Robian de Castelmar desde que ambos eran niños. Los dos se aman y se casarán en primavera. Sin embargo, durante los festejos del solsticio de invierno, un arisco montaraz advierte al rey de Nortia y sus caballeros de la amenaza de los bárbaros de las estepas, y tanto Robian como el duque se  ven obligados a marchar a la guerra. 

En tales circunstancias, una doncella como Viana no puede hacer otra cosa que esperar a su regreso y, tal vez, prestar atención a las leyendas que se cuentan sobre en Gran Bosque... El lugar donde los árboles cantan. 


MI OPINIÓN

Hace unos días, cuando no tenía mucho que hacer, me puse a pasear por delante de mi estantería y por algún motivo me detuve en este libro. Me lo regalaron mis amigos por mi trece cumpleaños. Me lo leí hace muchísimo, y entonces me había enamorado de él. Cuando lo vi ahí en la estantería me entró tal sentimiento de nostalgia que no pude evitar sacarlo y empezar a releerlo. Y bueno, como en mi blog no podía faltar alguna que otra reseña de la maravillosa Laura Gallego, pues aquí voy :D

Me lo leí de nuevo en menos de tres días y fue algo genial, porque apenas me acordaba de ningún detalle y al releerlo volví a sentir todo lo que había sentido la primera vez, aish. Y claro, por ende, me ha vuelto a enamorar. Se trataba de Laura Gallego, ¿alguien esperaba una cosa distinta? 

Me encanta el mundo que crea Laura en este libro, aunque me hubiese gustado mucho conocerlo un poco más. Creo que el único error que podría sacarle a esta novela, y del que no me había dado cuenta la primera vez que la leí, es que todo sucede demasiado deprisa. Esto podría ser considerado como algo bueno, ya que nunca dejan de suceder cosas y no te da tiempo a aburrirte. Pero en mi opinión, todo habría funcionado igual de bien con unas páginas más, en la que la autora nos contara algo más acerca de Nortia, de los personajes... No sé, puede que ese sentimiento se deba únicamente a que me he quedado con ganas de más después de leer el libro, pero no me hubiese importado leer un tocho de 600 páginas o más y poder saborearlo con más tiempo. En cuanto a lo del mundo, también tengo que decir que: Si os soy sincera eché de menos un mapa a lo Memorias de Idhún en las primeras páginas. Ya sabéis, para poder situarlo todo. Pero claro, es que a mí esos mapas me pierden y los pondría en cualquier sitio. 

A pesar de la impresión que da al principio, creo que Viana es una gran protagonista. Me atrevería a decir que de las mejores que he leído. Es un personaje que ha perdido mucho y que evoluciona muchísimo a lo largo de la historia. Lucha por lo que quiere a pesar de las consecuencias que eso pueda traerle y no se da por vencida ni se deja pisotear. Y sí, señores, si Tessa Gray hubiese hecho esto (que era a fin de cuentas lo que esperaba de ella), creo que habría terminado adorándola. Por ahora me quedo con Viana, que es genial y no tiene nada de nada que envidiar a protagonistas como Katniss o Tris.

Al resto de los personajes de este libro también les he cogido un cariño increíble. A parte de Viana, su amiga Belicia es un amor de chica. Lobo es ese tipo de personaje que toda historia tiene, y que está muy bien construido. Airic es tan valiente y tan leal... Y Uri es tan adorable que siempre dan ganas de achucharlo. Aunque bueno, hay cierto personaje por ahí (los que hayan leído el libro sabrán a quién me refiero) al que odié fervientemente la primera vez que me leí Donde los árboles cantan, pero esta segunda vez me he puesto a pensar y... Independientemente de que deteste las decisiones que ha tomado, creo que puedo entender los motivos por los que hace lo que hace y, por lo tanto, he conseguido perdonarle.

En cuanto a los malos, los bárbaros, al leerlo no he podido evitar que me recordaran a los ''salvajes'' de Juego de Tronos, que también viven muy al norte y son muy así, no sé AJAJAJA. Algo que he sentido es que no se le da mucha importancia al líder de estos invasores. A pesar de que es el malo de la historia creo que no hemos llegado a conocerlo todo lo que deberíamos, ya que no sale mucho y solo habla en un par de escenas contadas. 

Por otra parte, la historia de amor en este libro... Solo diré que no podía habérsele ocurrido a otra persona que no fuera Laura Gallego. Creo que es la pareja más original que he leído en toda mi vida, y en serio que no estoy exagerando. Al principio se me hizo muy muy muy extraña, pero luego descubrí lo que pasaba, y leí el epílogo... y-y-y-y-y  los adoro :')

Y hablando del epílogo... Al volver a leerlo creo que al fin he entendido a qué se refiere la gente cuando habla de un epílogo a lo ''Princesa Mecánica''. Y es que el epílogo de este libro. Uf. Madre mía. Es una de esas cosas que te encoge el corazón. Cuando terminé el epílogo por primera vez y cerré el libro me quedé como... ¿Y ahora qué hago con mi vida? Y esta vez no ha sido para tanto, pero ha vuelto a ponerme bastante sentimentalona. Pero en definitiva me parece un final precioso, sin duda digno de un libro tan bueno como este. No imagino ningún otro que pudiese haber sido más adecuado. 

En fin: Donde los árboles cantan es un libro que se ha reservado un sitio especial en mi corazón y que es uno de mis favoritos. Por todos esos recuerdos de la ''infancia'', el cariño que le tengo y una historia completamente genial, le doy nueve estrellas y tres cuartos y os animo a que si no lo habéis leído y os gusta la fantasía lo hagáis, porque yo creo que no os vais a arrepentir. 


¡Holaaaa! Pues sí, últimamente me ha dado por las reseñas XD. Pero en algún momento del fin de semana subiré un nuevo relato que estoy preparando y probablemente la nueva entrada de ''Cómo escribir un libro sin morir en el intento''. Por ahora espero que os haya gustado la reseña y que os animéis a leer el libro. ¡De verdad! Y que tengáis, por supuesto, un muy buen día. 

¡Besos a tod@s!

sábado, 21 de febrero de 2015

Ángel Mecánico

¡Hey! ¡Feliz fin de semana! ¿Qué tal? Donde yo vivo hace un frío horrible, así que he aprovechado para quedarme en casa y escribir un poquito ^^ Hoy me ha apetecido traeros mi opinión sobre este archiconocido libro, que después de infinidad de recomendaciones me he decidido a leer. ¡A ver qué os parece!

________________________________________





Título original: Clockwork Angel

Autor: Cassandra Clare


Género: Fantasía, amor.

Número de páginas: 437

Editorial: Destino

Categoría: Cazadores de sombras: Los orígenes #1

Sinopsis: Tessa Gray está dispuesta a encontrar a su hermano, del que no recibe noticias desde hace tiempo. 

Para ello, se dirige a Londres, donde será raptada por las Hermanas Oscuras, miembros de una organización secreta llamada el Club Pandemonium, y rescatada por los Cazadores de Sombras. Tessa se sentirá atraída en seguida por Jem y Will, y deberá elegir quién de ellos ganará su corazón mientras los tres siguen en busca de su hermano y descubren que alguien trama acabar con ellos.


MI OPINIÓN

Sí, así es. Después de vivir rodeada de gente que amaba este libro durante muchísimo tiempo, por fin me he decidido a leerlo. (Y no, juro que la portada preciosa y maravillosa no ha influido para nada en mi decisión. Ts.) 

Para empezar, debo decir que nunca me he considerado una fan devota de Cazadores de Sombras. Me leí los tres primeros libros de la saga principal hace tiempo porque unas amigas la adoran y bueno, pues me hablaban muy bien de ella. La historia en sí me parece una buena idea y la autora no escribe mal, pero nunca he acabado de conectar del todo con sus libros. Recuerdo que el primero de la saga lo dejé a medias durante bastante tiempo hasta que por fin pude acabarlo, y con los siguientes... pues más de lo mismo. Pero me habían dicho que la trilogía de ''Los Orígenes'' estaba mucho mejor que la saga de libros original, así que mucho tiempo después de haber terminado ''Ciudad de Cristal'', decidí darle una oportunidad a ''Ángel Mecánico''. 

A pesar de ser una precuela de los Instrumentos Mortales, me da la sensación de que no es estrictamente necesario haberse leído esos libros para poder disfrutar de Los Orígenes. Y aunque me da la sensación de que no se profundizaba tanto en el mundo de los cazadores de sombras como en la otra saga, en este primer libro me he enterado de varios detalles curiosos del mundo de los subterráneos, de los que no tenía ni idea.

La historia, aunque no es nada del otro mundo, está bien. Por alguna razón que desconozco, el libro me enganchó bastante más que los otros que había leído de Cassandra Clare y literalmente no lo he visto delante. Aunque bueno... a pesar de todo hay que reconocer que en algunos aspectos es bastante predecible, ya que había muchas cosas que pretendían ser sorprendentes pero que se veían venir de lejos. Por otra parte siempre he tenido debilidad por Londres y por el siglo XIX, de modo que la ambientación me ha encantado. Otra cosa que me ha gustado mucho ha sido que, al principio de cada capítulo, había un trocito de algún poema. Creo que ese pequeño detalle le aporta mucha personalidad al libro.

En cuanto a los personajes, la mayoría no han llegado a enamorarme. La personaje principal, Tessa...  Uf. A ver, no es que me haya caído mal. Pero la verdad es que me ha parecido un poco (bastante) sosa. Si existiese en la vida real la tendría como amiga, pero la encuentro demasiado simple como para ser la protagonista de un libro. La mitad de las páginas se las pasaba siendo rescatada por Will o por Jem y escondiéndose del peligro siempre que le era posible. Lo mismo me ha pasado con Jessamine, quien me caía bien o mal dependiendo del momento pero que me ponía enferma con esa actitud de ''señorita inglesa'' suya. Estuve esperando todo el libro que se produjera algún tipo de evolución tanto en Tessa como en Jessie, pero nada. Espero que en la segunda y tercera parte de la trilogía esto cambie, porque por ahora me irritan bastante las dos. 

Los dos protagonistas masculinos son (¡como no!) arrebatadores, y no me explico qué le ven exactamente a una tía tan sosa como nuestra Tessie. Will es un personaje muy misterioso y profundo además de bastante bipolar que más que enamorarme me ha hecho reír con algunas de sus frases. Constantemente nos quiere dar a entender que no le importa nada, pero estoy segura de que esconde mucho y, a pesar de que ya intuyo por donde van los tiros, me sigue teniendo intrigada. Jem, por su parte, me pareció una muy buena persona. Siempre es amable con todo el mundo a pesar de tener que luchar con sus demonios internos. A demás, toca el violín. Y sí, ya sé que el recurso del instrumento musical para dar atractivo a un personaje está bastante trillado... Pero admitidlo, nos sigue encantando. 

Si tuviese que elegir a uno de los dos, creo que por el momento me quedo con Jem, con el que todo parece infinitamente más fácil. Aunque probablemente me retracte a lo largo de la trilogía. 

Del resto de los personajes secundarios tampoco es que pueda decir mucho porque no quiero hacer spoilers y porque, a parte de algunas excepciones, ninguno adquiere gran protagonismo en la trama. Aunque sí voy a decir que me ha gustado que, a pesar de poder leerse de forma independiente, los personajes estén conectados con los de la saga principal. Vemos varios apellidos conocidos como ''Herondale'', ''Lightwood'' o ''Wayland'' Y aparecen algunos personajes con los que ya nos hemos encontrado, como Magnus, que está ahí para darle ese toque de encanto suyo al libro. ¡Y el gato! ¡El gato del instituto! ¡Iglesia! Su aparición fue un buen detalle, aunque me ha chocado bastante encontrármelo ahí, en parte porque ¿what? ¿es inmortal? y en parte porque... ¿Cómo se las ha arreglado un gato para cruzar el océano y terminar en Nueva York en el siglo XXI?

En resumen: El libro me ha gustado, aunque habría cambiado algún que otro detalle. Le doy siete estrellas y media, y continuaré con la trilogía porque tengo curiosidad por saber cómo se desenvuelven las cosas. De modo que, si todo va bien, dentro de algún tiempo tendréis por aquí mi reseña de ''Príncipe Mecánico'' 


Dan, dan, dan, daaaan. Aquí se acaba mi reseña de hoy. ¿Ya os habéis leído el libro o pensáis hacerlo? Me voy yendo, que aun tengo que preparar una entrada para mañana. ¡Besos y abrazos!

miércoles, 18 de febrero de 2015

Booktag #2: Este o este

¡Hola otra vez, estrellitas! Tenía pensado subir ayer una entrada que estaba preparando, pero hoy he tenido un terrible examen de sociales (en realidad no ha sido para tanto, pero bueeeeno) de modo que tuve que ponerme a estudiar y esas cosas. Pero hoy he vuelto para traeros un booktag en cadena al que me ha nominado Teresa de El blog del cuentista y se trata del....


Para los que no lo conozcáis, consiste en elegir entre parejas de una serie de libros escogidos por la persona que te ha nominado, hasta que solo quede uno. 

Bueno, no sé si me he expresado muy bien peeeeero no pasa nada, cuando lo veáis veréis que se explica por si solo. Vamos a ello.

________________________________________

Los libros elegidos por Tere fueron...




Y su libro ganador fue...




Bueno... ¡que comiencen los juegos del hambre!

1~ ¿Obsidian o La ladrona de libros?: ¡Menuda pregunta! Aqui claramente me quedo con La ladrona de libros, que es un libro que adoro. Obsidian no lo he leído pero todo el mundo habla de él y, como hipster que soy, me veo obligada a llevarles la contraria. 

2~¿La ladrona de libros o Enclave?: Hum... Creo que voy a seguir quedándome con La ladrona de libros. El otro tampoco lo he leído pero por ahora no me llama demasiado la atención.

3~ ¿La ladrona de libros o Play?: ¡Venga, va! Voy a darle una oportunidad a Play, que Javier Ruescas me cae muy bien y tengo ganas de leer algo suyo. A demás, la portada me encanta *o*

4~ ¿Play o Memorias de Idhún?: Bitches please, Memorias de Idhún. (Cabe decir que es mi trilogía favorita de todos los tiempos, que la tengo en un altar,  y que dudo que ningún otro libro de la lista pueda competir con él...)

5~ ¿Memorias de Idhún o Eragon?: De Eragon solo he visto la peli, y aunque me han dicho que los libros son muuy épicos creo que me voy a seguir quedando con Memorias de Idhún. Soy una persona de costumbres. 

6~ ¿Memorias de Idhun o Ciudades de papel?: De nuevo... ¡Memorias de Idhún! Ciudades de papel sí que me gustó, pero... Lo siento, que no cuela.

7~ ¿Memorias de Idhún o Sinsajo?: Lo mío con Sinsajo es una relación de amor odio permanente, y a pesar de que me obsesionaron los dos primeros libros todavía no acabo de entender mis sentimientos por él. Pero mi género favorito es la fantasía y, sintiéndolo mucho, el ganador de este booktag sigue siendo:

Memorias de Idhún




Bueno, desde que apareció ya sabía que los demás no tendrían ninguna posibilidad, pero bueno JAJAJA. Y ahora os dejo con mis nominados y los siete libros que he elegido para ellos:



Y mis nominados son: 





Y hasta aquí el booktag. Gracias a Tere por nominarme y nos vemos pronto cuando suba esa entrada que estaba preparando ^ ^

¡Besoooooooooos!

domingo, 15 de febrero de 2015

Fangirl


Título original: Fangirl

Autor: Rainbow Rowell

Género: Literatura juvenil, realista

Número de páginas: 510

Editorial: Alfaguara

Categoría: Libro autoconclusivo

Sinopsis: Cath es una fan de Simon Snow. Bueno, todo el mundo es fan de Simon Snow, pero para Cath, ser fan es su vida y es realmente buena en ello. Ella y su hermana gemela, Wren, se envolvieron en la serie de Simon Snow cuando solo eran unas niñas; fue lo que las ayudó después de que su madre se fuera.

Ahora que están de camino a la universidad, Wren le ha dicho a Cath que no quiere ser su compañera de habitación. Cath está sola, completamente fuera de su zona de confort. Tiene una hosca compañera de habitación con un novio encantador y que está siempre alrededor, una profesora de escritura que piensa que el fanfiction es el fin del mundo civilizado, un apuesto compañero de clase que solo quiere hablar de palabras... Y ella no puede dejar de preocuparse de su padre, quien es frágil y jamás ha estado realmente solo.

Para Cath, la pregunta es: ¿Puede hacer esto? ¿Puede lograrlo sin Wren sosteniendo su mano? ¿Está lista para comenzar a vivir su propia vida? ¿Y realmente quiere superarlo si eso significa dejar a Simon Snow atrás?


MI OPINIÓN

Bueno, bueno... Me leí este libro hace bastante tiempo, meses a decir verdad. Pero al ponerme a revisar las entradas que llevo publicadas me he dado cuenta de todos los libros que llevo reseñados hasta ahora son fantasías y distopías, de modo que he pensado que ya iba siendo hora de traeros mi opinión sobre un libro realista al blog. ¿Y qué mejor para empezar que una reseña de esta maravillosa obra de Rainbow Rowell? 

Sí, si tuviera que definir este libro con una palabra estoy casi segura de que sería ''maravilloso''. O en todo caso ''cuqui'' o ''adorable''. Por que es que todo en él, desde la portada (miradla, miradla *o*) hasta los personajes y la historia de amor pasando por la trama es absolutamente adorable. La verdad es que cuando leí la sinopsis el libro no me llamó mucho la atención. Pero claro, la sinopsis de este libro no le hace justicia al libro en absoluto. 

La historia es perfecta y simplemente adoré la forma de escribir de la autora. Para abstenerme de repetir de nuevo las palabra ''maravilloso'' o ''cuqui'', diré simplemente que su estilo es como un cuadro minimalista. A demás de ser bonito, esa sencillez hace parecer a su libro algo tan natural y tan fresco... Hay autores que sin duda se lucen escribiendo, utilizando un montón de metáforas, de palabras extrañas y diálogos de lo más elaborados. Ella hace todo lo contrario y también se luce y creo que por este motivo es (junto con Patrick Rothfuss) uno de los escritores con mejor prosa que he leído. 

Ahora, dejando a una lado a la autora, voy a hablaros un poco de los personajes. Para empezar, tenemos a Cath. ¿Qué puedo decir de ella? Durante todo el tiempo que me llevó leer el libro no podía dejar de sorprenderme de lo mucho que nos parecíamos tanto física como emocionalmente. Hacía tiempo (y creo que jamás lo he sentido con tanta intensidad como en esta ocasión) que no me identificaba tantísimo con un personaje. Pelo castaño, gafas, tímida, una friki de la proporción de Groenlandia, escritora, lectora... ¡Es que es yo! Y como persona egocéntrica que soy, pues claro, la he adorado. Aunque bueno, en algunos momentos la chica decía o hacía algunas cosas que me hicieron ponerle los ojos en blanco al libro en más de una ocasión. Pero bueno, nadie es perfecto.


Su gemela, Wren, me mantuvo en conflicto interno la mayor parte del tiempo porque la entendía pero no la entendía... Pero al final del todo consiguió ganarse mi cariño. También están Levi (alias mi futuro marido), que es el novio de la compañera de cuarto de Cath; y Nick, su compañero de escritura y un personaje que al principio sí que me gustó pero que acabó por irritarme bastante. 

Una cosa que me ha llamado la atención y me ha encantado de la novela es que, al final de los capítulos siempre aparecen trocitos del fanfic que Cath escribe o fragmentos de los libros de Simon Snow. Cada vez que me ponía a leerlos pensaba... ¡madre mía! ¡Ojalá este libro existiera de verdad! Y cual ha sido mi alegría cuando he descubierto que... ¡Así es! Al parecer, la escritora va a publicar un libro llamado Carry On, en el que nos contará la historia de Simon Snow y todos los demás personajes sobre los que nuestra prota escribe su fanfic. No estoy segura de la fecha de publicación del libro, pero sé que es a finales de este año y no puedo esperar para leerlo *__*

Bueno, creo que con todo lo que he dicho (y fangirleado) arriba han quedado bastante claros mis sentimientos hacia el libro, pero ahora llega el momento de ponerle nota. Le doy a Fangirl, de Rainbow Rowell nueve estrellas y media sobre diez. Y os obligo animo a que si aun no habéis leído nada de esta autora, lo hagáis. La verdad es que a mí me ha encantado y me ha dejado unas muuuy altas espectativas para Eleanor & Park, que ya espera su turno en mis estanterías.


¡Hey, brothers!  No tenía pensado subir nada hoy, pero al entrar a revisar blogger he visto el borrador de esta entrada y se me ha apetecido terminarla. ¿Qué os ha parecido la reseña? ¿Le daréis una oportunidad a Fangirl? Yo me voy a ir ya, porque tengo que terminar de escribir un capítulo de mi historia (bajo pena de muerte de una amiga...) de modo que... ¡hasta luego!

sábado, 14 de febrero de 2015

Cómo escribir un libro sin morir en el intento #1

¡Hola, hola, hola! ¿Qué tal? Por fin se ha acabado la semana y con ella los exámenes, trabajos y todo lo demás. De modo que he decidido aprovechar un poco estos días de puente para traeros algo que me llevaba rondando por la cabeza bastante tiempo, y es que... Ya que al fin y al cabo este es (por lo general) un blog para lectores he pensado que... ¿por qué no hacer algo también dedicado a los escritores? Así que nació la idea de... ¡Cómo escribir un libro sin morir en el intento!

Al principio mi idea era hacer una sola entrada dedicada a esto, pero cuando me puse a escribirla me di cuenta de que todo lo que quería decir no cabía en tan poco espacio. De modo que he inaugurado una nueva sección en la que (Desde mi limitada experiencia) os daré consejos y cosillas útiles para aquellos que esteis pensando en poneros a escribir un libro o una historia más o menos larga. 


En esta primera entrega empezaré desde cero, de modo que de lo que os quiero hablar hoy es de...



LAS IDEAS



Si te gusta mucho leer, es prácticamente imposible que no te pique el gusanillo de escribir. No tengo muy claro por qué ocurre esto, pero todos mis amigos lectores (incluso los más vagos, y me incluyo...) han caído en la tentación de ponerse a crear sus propias historias tarde o temprano. Esto es genial, y en principio no se necesita un gran conocimiento para ponerse a ello. Pero si eres una persona tenaz y te has propuesto la meta de escribir un libro en serio, tienes que saber por dónde empezar:

¿Lógico, no? Si quieres escribir un libro, lo primero que necesitas tener antes que nada, es una idea. A ser posible, una buena idea. ¿De dónde puedes sacarla? Esta primera parte es lo más fácil, porque las ideas están en cualquier lugar. La inspiración puede sacarse de la música, de algún sueño, del comentario de algún amigo... En definitiva, de todas partes. Puede que al principio, si no estás acostumbrado a buscarlas, te cueste dar con una de ellas. Pero créeme, en cuanto lleves un tiempecillo escribiendo tendrás que apartarte las ideas de la mente como si fuesen moscas. 

Algo que ayuda mucho al principio del todo es la lluvia de ideas. Coge papel y bolígrafo y haz una lista random de cosas al azar. Puede tratarse de lo que tú quieras (lugares, sensaciones, situaciones, personajes...) Tu lista ni siquiera tiene que tener ningún sentido, de modo que no te lo pienses mucho. Cuando termines, léela con calma y tranquilamente. Quizá no todo lo que has escrito te sirva para hilar tu historia, pero seguro que muchas de las opciones te dicen algo. Entonces ponte a pensar... ¿Qué te dicen? 

Si a pesar de esto sigues sin dar  con tu buena idea, ¡no desesperes! Deja que pase un poco de tiempo, y tampoco te fuerces a pensar día y noche en ello. Lleva siempre algo con lo que escribir a mano, Al igual que la inspiración suele desaparecer sin avisarnos, puede pasar al contrario. Puedes estar en clase, en el autobús o en medio de la boda de tu tía cuando de repente... ¡DING! Se te enciende la bombillita y ahí está tu esperada idea. De modo que da igual lo que sea, una libreta, una servilleta, tu propia mano, una nota del móvil... Cualquier cosa sirve con tal de atrapar nuestra idea. ¡Pero apuntadla cuanto antes! Si no (aunque parezca una tontería y os de la sensación de que no pasa) es posible que se os acabe olvidando. Y creedme, no hay nada más frustrante que tener una brillante idea y olvidarla >.<

No todas las ideas (ni mucho menos) van a poder desarrollarse lo suficiente como para convertirse en tu libro. Pero siempre habrá una entre todas ellas en la que te tome más tiempo pensar. Cuando ya tengas tu buena idea, puede que aun sepas que la tienes. El único modo de ello es darle vueltas y más vueltas. Llegará un momento, después de que te ronde por la cabeza durante días o incluso semanas, en el que esa idea se vuelva lo suficientemente precisa, original e imposible de ignorar. Entonces es cuando debes atraparla definitivamente y ponerte a trabajar con ella. 

Nota importante: Aunque ya hayas elegido una idea para tu obra, ¡no olvides las demás! Porque... ¿quién sabe? Si bien esas pequeñas ideas no alcanzan para una historia completa, a lo mejor pueden resultarte útiles a lo largo de tu novela, en algún aspecto secundario. Estos siempre aportan personalidad y dimensión a la trama. De modo que, de vez en cuando, echa un vistazo a lo que tienes apuntado en tu libreta-servilleta-nota del móvil. A lo mejor veas con otra perspectiva lo que al principio no creías bueno o muy útil.


¡Y esto ha sido todo por la primera entrada de la sección! Espero que os haya sido útil o que, por lo menos, os haya entretenido un rato. Intentaré subir las nuevas entregas cada semana de modo que el fin de semana que viene volveré de nuevo, esta vez para hablaros de los personajes. 

¡Muchos abrazos y mucha suerte escribiendo!

viernes, 6 de febrero de 2015

La prueba del arca

¡Hola, hola, hola! ¿Estáis tan contentos como yo de que sea viernes? Yo lo estoy, y para celebrarlo os dejo otro relato de esos que se escriben en media hora y que luego al final no tienen mucho sentido. Pero bueno, quizá con un poco de suerte alguno de vosotros se lo encuentre JAJAJA. Os dejo leyendo :D

________________________________________

LA PRUEBA DEL ARCA





Siempre había sido tradición en aquella ciudad perdida, que al final del último curso en el la Academia, los jóvenes se enfrentaran a una prueba especial que nada tenía que ver con los exámenes.

Los adultos la llamaban ''La prueba del arca'' y esta causaba emoción y temor a partes iguales entre los chicos a medida que se acercaba la fecha. Hasta donde los alumnos de la Academia sabían, la prueba consistía en entrar uno por uno en una gran arca de piedra antigua. Eso era lo único que les habían explicado sobre ello, alegando que no necesitaban saber más. De tal modo, no era novedad el hecho de que todos y cada uno de ellos sintiesen la mayor de las curiosidades a cerca de aquella misteriosa caja.

Nadie menor de la edad permitida había sabido jamás lo que les esperaba el día de la tan ansiada prueba, pues cualquier familiar mayor que ellos tenía terminantemente prohibido darles ni la más mínima pista de la verdadera naturaleza de la prueba. No obstante y como siempre, había inquietantes chismes y rumores a cerca de ello.

Algunos afirmaban que el arca encerraban los más profundos temores de su corazón, y que muchas de las personas que entraban en ella no eran las mismas cuando salían. Otros decían que allí se encontraban criaturas monstruosas que ni siquiera se habrían atrevido a imaginar. Algunos creían que el problema no era entrar, sino conseguir salir. Los más escépticos, por el contrario, creían que el arca les haría preguntas especialmente difíciles sobre álgebra o geografía. El resto se limitaban a lanzarse miradas recelosas unos a otros, estremeciéndose ante la sola mención de la Prueba del Arca.

Por encima de todo, y más a medida que el curso avanzaba rápidamente, lo que más atormentaba a los estudiantes del último curso de la Academia era el miedo. Un miedo irracional y reverberarte a lo desconocido. Algunos de ellos, como Elaia, incluso habían intentado escapar a través de las rutas del este con tal de no tener que presentarse ante el intimidante arca que descansaba vigilante en lo más profundo de los sótanos de la escuela. Otros, como Karavin y Astrid, se habían preparado para lo peor. Malek, un joven despreocupado y soñador que había dedicado gran parte de su vida a imaginar lo que habría dentro del arca, finalmente había decidido no esperar nada.

Cuando por fin llegó el último día de clases y el profesor Icarius les condujo a través de los oscuros pasillos de la planta baja, el silencio que reinaba entre todos ellos era absoluto. El maestro se detuvo frente a unas grandes puertas de madera tosca, que abrió de un empujón. Cuando se apartó para revelar el interior de la sala, la más joven del grupo llamada Ryia, soltó una exclamación de asombro.

''La Prueba del Arca consta de dos fases. En la primera, deberéis entrar uno por uno.- Había dicho Icarius.- Dentro encontraréis una mesa con un único objeto. Cuando lo veáis, cogedlo y volved fuera lo más rápido posible.''

Tras esta breve explicación, Icarius abrió la enorme puerta del arca y preguntó quién quería ser el primero en entrar.

Karavin no tardó en ofrecerse valientemente. Con los hombros cuadrados y la barbilla en alto, desapareció dentro del arca cuando la puerta se cerró. No pasó demasiado tiempo antes de que el joven emergiera de nuevo portando una majestuosa espada entre sus manos. Sonrió de manera arrogante y orgullosa.

Ryia fue la siguiente, que salió llevando consigo un mapa y una brújula.

Astrid fue después. Al igual que Karavin, cuando salió de la caja sus manos sujetaban dos mortales dagas de cristal.

Lo que Elaia sacó del arca no fue otra cosa que una caja de tizas de color blanquecino.

Cuando le tocó el turno a Malek, el chico entró en el arca y vio la mesa de la que Icarius le había hablado, pero se sorprendió al descubrir que sobre ella no había absolutamente nada. Confuso y avergonzado, regresó al exterior con las manos vacías.

Una vez todos los alumnos sacaron su objeto de la caja, Icarius cerró de nuevo la puerta. Se despidió de ellos diciéndoles que la segunda parte de la Prueba del Arca que se realizaría al día siguiente consistiría en conseguir sacar de alguna parte de ella una moneda de oro blanco, y que su única ayuda sería el objeto que acababan de conseguir. Tras esto, todos los jóvenes se fueron a sus casas.

Al día siguiente, mientras llamaban a sus compañeros para la segunda parte de la prueba, Malek se ponía cada vez más nervioso. ¿Y sí el no era capaz de pasar la prueba? Su tarde se consumió así, entre dudas y algo de congoja.

Cayó el atardecer y para entonces, todos los demás habían entrado de nuevo en el arca y habían conseguido rescatar una moneda de oro de su interior.

Karavin y Astrid habían regresado cubiertos de arañazos y sudor, afirmando que para conseguir la moneda habían tenido que luchar contra un sinfín de monstruos mortíferos y criaturas letales.

Más  tarde, cuando Ryia finalizó su prueba, contó emocionada cómo se había perdido en un terrible laberinto de niebla y sombras en su intento por encontrar el oro.

Elaia por su parte, había tenido que resolver una decena de complicados acertijos para llegar al final del reto. Había explicado con énfasis que había estado a punto de caer al abismo con cada fallo, pero que finalmente lo había conseguido.

Cuando por fin llegó el turno de Malek de completar su último desafío, entró en el arca con el rostro algo pálido por el miedo. Mas cuando la puerta se cerró detrás de él, lo único que vio en el interior del arca fue una brillante moneda de oro blanco caída en el suelo. Sin comprender nada, la recogió y regresó junto con los demás.

Ante el asombro de todos sus compañeros, Malek se desconcertó aun más. Entonces Icarius se acercó a él y le susurró:


''Cuando los valientes deben enfrentarse a lo desconocido, esperan peligro. Cuando los ambiciosos lo hacen, esperan retos. Cuando son los inseguros, esperan problemas. Las personas realmente sabias son aquellas que, a la hora de enfrentarse a lo desconocido, son capaces de no esperar nada.''